jueves, 6 de noviembre de 2008

Chiquitamente Grande

Es tan tarde en la madrugada que ni siquiera me voy a gastar en mirar el reloj. En unos instantes comenzará el amanecer porque ya estoy escuchando los pajaritos de mierda esos que madrugan para jodernos la vida a los noctámbulos. Sin embargo, sigo acá despierto.

He tenido razones para vivir insomnios tortuosos. Generalmente eran preocupaciones o tristezas. Hoy, el motivo es nuevo. Estoy despierto- por propia decisión -gracias a un agradable bienestar. La sensación interna es bastante similar a la que se siente con una pastilla de éxtasis, solo que natural y sin que se me desfigure la cara ni me intoxique.
Mi razón de desvelo es Martín. Mi chico.
Estoy viéndolo dormir. Tengo que reconocer que es la primera vez que lo hago, ya que antes de hoy me parecía una boludez. También se me hacía que era algo digno de un psicópata asesino.

Hace un poco más de un mes, decidí experimentar como era ir a bailar un domingo a la tarde a Club One. Afuera llovía como la gran puta. Todos mis amigos estaban haciendo algo aburrido. Estaba solo. Era ese día o nunca. Hablé con un par de conocidos que me habían dicho que iban a ir y me largué a la aventura.
Sorprendentemente, adentro de la discoteca era una noche increíble. Tremendo quilombo de música, luces y gente saltando como resortes. Parecía la fiesta del fin del mundo. Baile con mis conocidos y me cagué de risa un poco.
El recuerdo está bastante nublado, pero en un momento estaba bailando con mi gente y terminé bailando con desconocidos. Cerca mío veo un desconocidito moviéndose como loco. Me llamó la atención lo pequeños que eran sus rasgos y su cuerpo. Si bien era un poco mas bajo que yo, todas sus proporciones eran chiquitas. Le sonreí y él me devolvió la sonrisa. Una sonrisa muy simpática. Nos pusimos a hablar y de alguna forma terminamos besándonos. Luego de muchas horas de charlar y bailar, nos fuimos a su casa.
Te la resumo para no aburrirte: desde entonces, casi no nos hemos separado. Así nomas.
Sin planear y sin pensar demasiado. Algo de lo más fluido que debo haber hecho en los últimos años. Una semana más tarde, en el mismo lugar donde nos habíamos conocido, le pregunté si quería ser mi novio (chapado a la antigua, lo sé, pero que se le va hacer, soy un romántico). El aceptó.
Ahora me encuentro viviendo una historia inesperada. Desde que me separé de mi anterior pareja en el año 2004 hasta la fecha, conocí muchos hombres. Todos vinieron de diferentes fuentes: boliches, bares, chats, facebook, por la calle. Todos, sin excepción, fueron una desilusión, de alguna manera u otra. El día que me encontré a mi mismo diciendo esa frase tan cliché “ya no hay hombres”, la vida puso en mi camino a un pequeño hombrecito que encierra a una gran persona.
Con Martín, todo ha sido radicalmente diferente a lo que había vivido hasta ahora. Y esta es la parte en la que se me mezclan un poco las ideas, pero voy a tratar de decirlo de la mejor manera:
Dentro de este enano (así es como le digo yo, cariñosamente) hay una inmensa ternura. Tiene una gran necesidad de amar y ser amado, y lo más lindo de esto es que no intenta esconderlo ni disimularlo.

Me hizo descubrir una nueva sexualidad. Martín no es la clase de hombre que me atraía físicamente. Me gustaban los hombres más altos y corpulentos. Decía que para petiso ya estaba yo. Sin embargo, con él la sensualidad pasa por otro lado. Es por eso que cada día que pasa lo encuentro más atractivo, cuando en el pasado solía ser al revés.
Conocía de memoria la frase “hacer el amor” y me parecía tan grasa como decir “si no te tengo, no puedo ver el sol”. Lo loco es que con él esta frase me suena bien. Nuestra sexualidad no puede entrar en la misma categoría que una película porno o un polvo casual. No estoy diciendo que el sexo casual sea malo, es bueno para lo que es. Solo digo que son dos cosas diferentes. Es como tomar coca cola y tomar cerveza. Ambas me resultan agradables, pero tienen un sabor totalmente opuesto y un fin bastante desencontrado.
Martín no tiene un cuerpo atlético ni una musculatura demasiado desarrollada. Se que a él le gustaría que su cuerpo fuese diferente. Pero lo que no sabe es que su cuerpo es muy lindo porque habla de él, está hecho a la medida de su personalidad, es el reflejo de su alma. Eso es lo que hace que cuando lo tengo cerca se me alboroten las hormonas.

Es una persona transparente, no tiene necesidad de esconder nada. Habla de lo que siente y lo que le pasa sin preocuparse por lo que voy a pensar de él. No hay histeria, no hay falsedad, no hay vanidad.

Martín ha vivido y mucho. Es un sobreviviente. Ha atravesado cosas que a mi me hubieran dejado en un manicomio de por vida y, sin embargo, no deja entrever ni un rastro de amargura o resentimiento. Es la clase de persona que con cada caída se hace más fuerte. Se abrió camino atravesando mucha basura, para terminar su recorrido tan limpio como cuando era un niño.

Martín y yo somos extremadamente mimosos y cariñosos. Nos cuesta mucho despegarnos. Hace poquito tiempo me dijo que estaba enamorado de mi. Si bien esta declaración me conmovió, le pregunté porque, cuál era la razón. Él solo me contestó: “Por lo lindo que sos conmigo”
Me quedé pensando en esto un largo rato. ¿Puede ser que alguien se enamore de otra persona solo porque recibe mimos y cariño? ¿No hace falta algo más? Yo soy una persona tan complicada y rebuscada por momentos, que me parece que para llegar a estar enamorado de mi se requiere mucha paciencia. Pero pensandolo mejor, creo que Martín tiene todo el concepto un poco más claro que yo.
Como dije en la introducción de mi post “Besar Un Alma”, me cuesta mucho entender que es el amor. Creo que es algo muy difícil de explicar con palabras. ¿De donde sale? ¿Como nace? ¿Como se crea?

Quizás el amor pueda crearse de la nada. Quizás no tenga que existir una pieza fundamental para ese amor. John Cameron Mitchell dice en su película Hedwig and The Angry Inch: “Honestamente, creo que el amor es inmortal, porque el amor crea algo que antes no existía”. Quizás de eso se trate todo. Quizás no hay una razón para amar a alguien. Quizás la razón es que no hay razón, y por eso es algo tan difícil de concebir. Entre Martín y yo se creó algo totalmente único e irrepetible. Algo que se gesta a partir de su alma y la mía. Puede ser que por eso no haya una real definición.

Esta noche, miro de vez en cuando a mi enano dormir y pienso que soy una persona muy afortunada. Él buscaba alguien como yo pero no lo encontraba. Creo que yo buscaba una persona como él, pero siempre terminaba con la gente equivocada. Lo notable es que a esta altura de mi vida, en la cual pensaba que había vivido y visto casi todo, encontré una persona que me sorprende con las cosas más simples. Y la simpleza, a mi forma de ver, es lo más difícil de alcanzar.

Vivo junto a Martín algo que me cuesta explicar, pero que a la vez no necesita palabras.
Creo que eso, en definitiva, es amor.

18 comentarios:

Alejandro Solo dijo...

El que escribio este post, ¿es Alma En Desgracia?

Libélula dijo...

Me alegra tanto leerte asi!

:D

oh, l'amour l'amour...

Marcelo dijo...

alejandro:
no... soy yo.

maru:
jeje sos linda
no te veo desde el 76, no?

gracias ;-)

Cami dijo...

Y ahora qué hago... Me estoy por casa y me enamoré de vos!!!!!

Cami dijo...

Va de vuelta...
Y ahora qué hago... Me estoy por casar y me enamoré de vos!!!!!

Ivanna dijo...

boludo, què groso.


es hermoso el enano

yo tambièn gusto de él :)

Alejandro Solo dijo...

Me pone contento que has encontrado tu media mandarina, ojala que te envicies bien de amor y dejes los demas vicios jajaja.

Besos.

Marcelo dijo...

Cami:
Cual cami sos? Gracias por el cumplido! Casate conmigo, capaz que al enano no le jode. ajajaja

Ivi:
Te adoro

Alejandro:
Veremos como manejamos lo de los vicios... je

Besos a todos!

Marce

Anónimo dijo...

que lindo el amor Marcelo...te deseo lo mejor...ojala te enamores y todo sea increíble...
es duro el amor pero necesario y muy difícil vivir sin el..al menos a mi me desgarra no poder compartirlo con quien me gustaría...
espero mas de tus relatos...

Z.R.

matutesf dijo...

que bien me pone leerte asi (y no exactamente hot o duro jajajaj) y saber que tambien podes sentir que le besas el alma a otro ser que parece según tus palabras el elegido... siempre provamos, siempre buscamos, siempre nos desencontramos, pero a veces tenemos que detenernos y mirar y vemos que podemos encontrar un compañero de ruta... sin condicionamientos de tiempo, solo saber que es un copiloto de la vida. Me pones de nuevo PEKE, muy feliz y haces que sonria con esperanza nuevamente....
BA&D
Matias

Marcelo dijo...

Anónimo (o Z.R... ? )
Es verdad que es lindo el amor. Y te deseo que puedas vivir lo que tanto ansias. En mi caso, hubo veces que lo que quería vivir no era a la larga lo mejor para mi vida. Pero bueno, no te conozco ni a vos ni a tu historia para poder opinar...
Exitos!

Matutesf:
Gracias por tus palabras. En este caso no creo que se trate de detenerse y ver que hay un compañero de ruta. Creo que tiene que ver con que hay muy pocos pibes como Martín, y por eso son tan dificiles de encontrar

Gracias a ambos!

Marce

Julieta Viela dijo...

Que lindo y que bueno Marce!!!
Besos, Julieta

cami (me da me da) dijo...

hoy justo pensaba en algo similar. en eso tan increible que es sentir que la plenitud, el bienestar absoluto con uno mismo, lo sientas genuinamente... de lo copado que es sentir que la alegria viene de adentro y que no la tenes que buscar desde lo externo.
me alegro mucho que estes viviendo esto, que se hayan encontrado! sos muy lindo. se nota mucho cuando escribis.
te recomiendo el libro "El Arte de Amar" de erich fromm. tiene una teoria acerca del amor que es muy interesante. creo que te cerrarian varias de las preguntas que te planteaste.
besos y que suerte que volviste al cyberespacio!!

Marcelo dijo...

Julieta Viela:
Gracias por pasar a leer! Estamos desencontrados, pero ya volveremos como lo hacemos siempre.

Cami me da me da:
Voy a leer el libro que mencionas. Me interesa y ademas hace rato que no leo nada. Justo hoy pensaba en eso.
Y si, cuando todo viene de adentro, el viaje es hiper intenso.
Volví para quedarme ;-)

besos y gracias!

Karina (abril) dijo...

marce apenas te conozco pero conozco a martin, y lo quiero mucho y cuando los vi juntos vi una energia especial en ustedes en la forma en que se miraban es muy hermoso. realmente acabo de leer tu post y me emocione mucho fue muy lindo lo que escribiste. me alegro por ustedes.adoro a martin porque es una excelente persona. besos enormes!!!

Anónimo dijo...

Yo tambien soy feliz por ver q sos feliz!!!! MUA!
Fer el argento español.

Marcelo dijo...

Me alegro que te alegres!
Sos Fer Balihaut?

Anónimo dijo...

No, Fer Al0nso! Claro !!!